top of page
  • tatianaonzaga

LA INCOMODIDAD EN EL PUESTO DE TRABAJO, ES UN COSTO OCULTO QUE SE PUEDE MEJORAR

Actualizado: 31 ago 2023


Incomodidad puesto de trabajo PEA Prevención en Acción

En cualquier entorno laboral, la comodidad y bienestar de los empleados serán factores primordiales que tendrán incidencia directa en la productividad y satisfacción de las personas en su puesto de trabajo. Sin embargo, en muchas ocasiones, esta incomodidad en el trabajo pasa desapercibida y no es tenida en cuenta por ningún indicador, sin embargo con el tiempo se convierte en un costo oculto para las organizaciones. Estas incomodidades pueden ser muy estudiadas y van desde un mobiliario o herramientas inadecuadas hasta una incorrecta iluminación, ruido excesivo o incluso temperaturas extremas entre otros factores.


A continuación, se analizan algunos de los aspectos más relevantes que pueden generar incomodidad en el lugar de trabajo y algunas alternativas para abordarlos y mejorar el entorno laboral:


1. Mobiliario y ergonomía: Pasar largas horas sentado en una silla inadecuada para las actividades que se realizan o trabajar frente a una mesa con las dimensiones equivocadas o con una incorrecta distribución de los elementos utilizados, tendrá en mayor o menor medida un impacto negativo en la salud de los empleados. Con seguridad se presentarán con el tiempo problemas como dolor en la zona alta, media o baja de la espalda, así como molestia en el cuello y las muñecas.

Invierte en el mobiliario correcto, la silla deberá ser para la actividad que realizas, cada silla tiene unas características de acuerdo al tiempo y tipo de uso que le darás, recuerda que una silla demasiado cómoda no te beneficia si requieres concentración y siempre deberás seleccionar la silla que tenga la mayor cantidad de ajustes posibles, así la podrás adaptar a tus necesidades. Así mismo el escritorio deberá contar con la altura correcta y los elementos sobre él deberán estar distribuidos de manera que los de uso más frecuente se encuentren lo más cerca posible a tus manos.


2. Iluminación inadecuada: Una iluminación deficiente o excesiva generará fatiga visual, dolores de cabeza, estrés y falta de concentración, entre otras molestias al trabajador. La luz natural siempre se deberá aprovechar para iluminar tu espacio de trabajo cuando sea posible, teniendo en cuenta que no genere deslumbramiento en el trabajador, esto es que no se encuentre totalmente de frente o a tus espaldas. Para complementar la luz natural es necesario contar con una iluminación artificial adecuada, tanto en color como en intensidad y ubicación. Para tareas de concentración siempre será mejor la luz blanca así como para lugares de descanso será mejor la luz ámbar. La luz no deberá crear sombras molestas ni deslumbramientos. Si se permite que se pueda ajustar la iluminación según tu necesidad se marcará una gran diferencia en comodidad.


3. Ruido y distracciones: Un ambiente ruidoso y lleno de distracciones dificultará la concentración y la productividad. Fomentar espacios de trabajo tranquilos, áreas de descanso adecuadas y la implementación de medidas para reducir el ruido serán medidas a tomar de manera permanente. Para reducir el ruido en espacios de trabajo amplios, el uso de tapete mitigará bastante el ruido percibido; así mismo implementar paneles insonorizados en las divisiones de puestos, así como en las paredes ayudará a incrementar el bienestar de los empleados con respecto a las fuentes de ruido. Por último cuando el ruido provenga del exterior se deberán implementar ventanas con el vidrio más grueso posible, así como garantizar el correcto ajuste y sello de la ventana cuando se encuentre totalmente cerrada.


4. Temperatura y ventilación: Las condiciones ambientales juegan un papel crucial en la comodidad de los trabajadores. Un espacio de trabajo con temperaturas extremas, ya sean muy altas o muy bajas, o espacios con mala ventilación causan incomodidad y afectan la concentración y el rendimiento en el trabajo. Mantener un control adecuado de la temperatura, entendiendo que la temperatura de confort no deberá estar por debajo de 18 grados ni mayor a 25 grados. Así mismo al mantener una buena ventilación, donde se permita la recirculación del aire de manera permanente, serán condiciones ideales, que sin lugar a dudas brindarán al trabajador un espacio laboral donde la temperatura no genere fatiga ni bajo rendimiento.


5. Espacios de trabajo compartidos: En la actualidad son cada vez más frecuentes y en algunos casos deseables, los espacios de trabajo abiertos, donde los empleados comparten una gran área destinada a labores de oficina principalmente. Es importante tener en cuenta que la privacidad y la comodidad de cada individuo son necesarios para el desarrollo de ciertas actividades y si bien múltiples tareas se pueden realizar en espacios compartidos, es importante identificar qué actividades requieren mayor privacidad, concentración y requieren un espacio individual. Un espacio bien distribuido, con áreas de trabajo individuales y zonas comunes adecuadas pueden mejorar la experiencia laboral de todos y reducir el estrés generado en la jornada laboral.


6. Cultura y bienestar organizacional: Si de manera permanente las organizaciones fomentan una cultura que valore el bienestar de los empleados, sin lugar a duda se tendrá un impacto significativo en la comodidad y satisfacción de los trabajadores. Se deberá procurar que las empresas ofrezcan programas de bienestar, flexibilidad en los horarios y oportunidades para el desarrollo personal y profesional, contribuyendo así a la creación y desarrollo de un entorno de trabajo cómodo, gratificante y que se convierta en una bandera de bienestar laboral en la compañía.


En conclusión, la incomodidad que los trabajadores perciben en su puesto de trabajo no solo afecta el bienestar y la salud de cada uno de ellos; estas incomodidades se traducirán en una disminución de la productividad y un aumento paulatino del ausentismo laboral. Por otro lado, invertir en mejorar las condiciones laborales y crear un ambiente cómodo y seguro demuestra el compromiso de la empresa con su personal, lo que resultará en trabajadores más comprometidos, motivados y felices, lo cual a su vez beneficiará a la organización en general. Reconocer y abordar este costo oculto es esencial para construir un entorno laboral exitoso y sostenible a largo plazo.


80 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page